miércoles, 16 de septiembre de 2009

sindrome de bournout: las consecuencias del estres laboral?(1)

               Pues sí, hoy después de un día bastante dinámico, algun personal de salud motivado decide agilizar la ruta administrativa de nuestro querido hospital y solicitar directamente la historia clínica antigua  de interés para una discusión clinica , y oh sorpresa!, nos contesta  algun otro personal  sin siquiera alzar la mirada, irreverente, altisonante y casi a la defensiva, que no sabia si habia esa historia, ni se inmuta en intentar buscar. sólo después de 3 'por favor' , y ante la insistencia de ser necesidad para la discusión de un caso, se levanta , mira despectivamente, ingresa y en 1 minuto dice que 'ya vió y no hay nada'.  Luego uno piensa, cuántas veces nosotros, en nuestras labores, podriamos contestar con ese mismo 'dinamismo', 'gran motivación e iniciativa'?  Decidida a investigar un poco más, aqui les traigo alguna información para el análisis (en varias partes, claro) ya saben que cualquier bibliografia  la pueden solicitar a mi correo.
El término “burnout” es usado para describir el agotamiento emocional, experimentado por aquellos que generalmente trabajan en servicios de atención a personas. Maslach y Jackson introducen tres aspectos importantes en el burnout: desgaste emocional, despersonalización y baja realización personal.
En los últimos años el síndrome de desgaste profesional se ha convertido en un problema social y de salud pública de primer orden, debido a las serias repercusiones que produce tanto de tipo laboral como personal. La salud laboral del personal sanitario puede repercutir en la calidad de la atención prestada, incrementado los costes económicos y sociales.
Literalmente, puede traducirse como estar o sentirse quemado, de allí que Freudenberger (1974) lo describiera como un conjunto de síntomas inespecíficos que pueden aparecer en el ambiente laboral y que son el resultado de una demanda profesional excesiva, especialmente en aquellos trabajadores que mantienen una ayuda constante y directa a otras personas, entre ellas el personal sanitario. y más aún si ejecutan sus labores en condiciones inapropiadas, con turnos excesivos, inseguridad en el cargo, remuneración insuficiente y carencia de recursos materiales o humanos indispensables para una correcta ejecución de sus tareas.
La definición de Freudenberger estaba encuadrada dentro de una perspectiva clínica. Se centró en el estudio de su etiología, síntomas, curso y recomendaciones de tratamiento, representando en su manifestación clínica un estado de cansancio que resulta de trabajar demasiado intensamente y sin preocuparse de sus propias necesidades.
Más tarde, en los años 80, surgen muchos libros y artículos en donde se planteaban multitud de modelos explicativos, proponiéndose ideas de intervención y se presentaban varias formas de corroborar sus evidencias por medio de cuestionarios, entrevistas y estudios de casos clínicos (Maslach, 1999:36). A principios de los 80, el fenómeno burnout es casi exclusivamente estudiado en EEUU, gradualmente se incorporan a su estudio países de habla inglesa como Canadá y Gran Bretaña, hasta el momento actual, en el que podemos encontrar estudios por todo el mundo.

 Se sigue estudiando el burnout dentro de ocupaciones laborales de servicios humanos aunque la variedad de profesiones se amplía constantemente, el concepto de burnout se extiende a otro tipo de ocupaciones así como a áreas no ocupacionales como (mundo de negocios, deportes, política, ámbito familiar, etc.), la mayoría de los estudios tienden a focalizar más su atención sobre factores relacionados directamente con el trabajo que con otro tipo de variables.
Definición de bournout.
La definición más aceptada en la actualidad es la propuesta por Maslach y Jackson en 1981; quienes consideran que el síndrome de Burnout es una forma inadecuada de afrontar un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son el agotamiento emocional, la despersonalización y la baja realización o desempeño personal . Este síndrome es catalogado como un proceso más que un estado; y es de curso progresivo. Este proceso incluye: exposición gradual al desgaste laboral, desgaste del idealismo y falta de logros.
El término “síndrome de burnout” como originalmente se describió, tiene otras denominaciones, como síndrome de burned out, síndrome del quemado, síndrome de sobrecarga emocional, síndrome del desgaste profesional, síndrome de fatiga en el trabajo, entre otros .

1 comentario:

  1. Muy bueno el tema, te paso en pdf burnout en psiquiatras,

    ResponderEliminar