jueves, 29 de octubre de 2009

estrés y liberación

cada suicida
sabe donde le aprieta
 la incertidumbre
              Benedetti.


Hoy me siento como pálida colina
sideral, fría y equinóccica
letárgica en mi andar sin mandil ni sonancia a ciegas...
voy sorteando
la vereda del silencio,
lontananza tu imagen en la
quebrada de hojas...
poder correr y liberarse,
hojas al viento, olor de eucaliptos
lúdico jugueteo de hombres y mujeres con las manos en blanco y negro;
ser en ser con otros.
Es decir:
Hoy tengo ganas del grito y ¡el grito!
y tambien el cobijo,
pero conmigo y conmigo
espacio de secuestros,
menos sintomática del bournout, el estrés medieval, la rutina...
sin algún insomnio o malentendido
con olor a frutas al cruzar el umbral hogareño
la sonrisa fresca , tu ausencia ausente
mi delirio al fin equinocciado,
febril de abrazos libertos,
serena finalmente
         y con la suerte a flor de hombros.



1 comentario: