miércoles, 3 de noviembre de 2010

Llamado a algunos doctores...

Reflexionando y respirando un poco más lentamente en estas vacaciones; me digo que  uno puede impregnarse de los instantes plenos de su vida cotidiana: caminar, escribir,sentir, dibujar, pintar, leer,reconocerse,viajar a la tierra, unirse a ella, repensar las rupturas de los lazos conservadores de una vida pretérita otrora. Aún me sorprendo de la vida, pervivo y comunico el silencio cotidiano...enredarse en pinturas o volver a declamar como cuando uno era niña y decíase todo a borbotones a través de sus abrazos y las palabras...así, uno es, sin más. Tal vez este poema pueda declamarlo...quién sabe.

Llamado a algunos doctores...
Dicen que no sabemos nada, que somos el atraso, que nos han de cambiar la cabeza por otra mejor.
[manas imatapas yachaniñachu, atrasus kayky huk umawansi umaykuta kutichin]
Dicen que nuestro corazón tampoco conviene a los tiempos, que está lleno de temores, de lágrimas, como el de la calandria, como el de un toro grande al que se degüella, que por eso es impertinente.
Dicen que algunos doctores afirman eso de nosotros, doctores que se reproducen en nuestra misma tierra, que aquí engordan o que se vuelven amarillos.
Que estén hablando, pues: que estén cotorreando si eso les gusta.
¿De qué están hechos mis sesos? ¿De qué está hecha la carne de mi corazón?
Saca tu larga vista, tus mejores anteojos. Mira, si puedes.
Quinientas flores de papas distintas crecen en los balcones de los abismos que tus ojos no alcanzan, sobre la tierra en que la noche y el oro, la plata y el día se mezclan. Esas quinientas flores, son mis sesos, mi carne.
¿Por qué se ha detenido un instante el sol, por qué ha desaparecido la sombra en todas partes, doctor?
Pon en marcha tu helicóptero y sube aquí, si puedes. Las plumas de los cóndores, de los pequeños pájaros se han convertido en arco iris y alumbran.
Las cien flores de la quinua que sembré en las cumbres hierven al sol en colores, en flor se ha convertido la negra ala del cóndor uy de las aves pequeñas.
Es el mediodía; estoy junto a las montañas sagradas: la gran nieve con lampos amarillos, con manchas rojizas, lanzan su luz a los cielos.
En esta fría tierra, siembro quinua de cien colores, de cien clases, de semilla poderosa. Los cien colores son también mi alma, mis infaltables ojos.
Yo, aleteando amor, sacaré de tus sesos las piedras idiotas que te han hundido. El sonido de los precipicios que nadie alcanza, la luz de la nieve rojiza, de espantado, brilla en las cumbres. El jugo feliz de los millares de yerba, de millares de raíces que piensan y saben, derramaré tu sangre, en la niña de tus ojos.
El latido de miradas de gusanos que guardan tierra y luz; el vocerío de los insectos voladores, te los enseñaré hermano, haré que los entiendas. Las lagrimas de las aves que cantan, su pecho que acaricia igual que la aurora, haré que las sientas y las oigas.
Ninguna maquina difícil hizo lo que se, lo que sufro, lo que gozar del mundo gozo. Sobre la tierra, desde la nieve que rompe los huesos hasta el fuego de las quebradas, delante del cielo, con su voluntad y con mis fuerzas hicimos todo eso.
No huyas de mi doctor, acércate Mírame bien reconóceme. ¿Hasta cuándo he de esperarte? Acércate a mí; levántame hasta la cabina de tu helicóptero. Yo te invitare el licor de mil savias diferentes.
Curaré tu fatiga que a veces te nubla como bala de plomo, te recrearé con la luz de las cien flores de quinua, con la imagen de su danza al soplo de los vientos; con el pequeño corazón de la calandria en que se retrata el mundo, te refrescare con el agua limpia que canta y que yo arranco de la pared de los abismos que templan con su sombra a nuestras criaturas.
¿Trabajaré siglos de años y meses para que alguien que no me conoce y a quien no conozco me corte la cabeza con una máquina pequeña?
No, hermanito mío. No ayudes a afilar esa máquina contra mi, acércate, deja que te conozca, mira detenidamente mi rostro, mis venas, el viento que va de mi tierra a la tuya es el mismo; el mismo viento que respiramos; la tierra en que tus máquinas, tus libros y tus flores cuentas, baja de la mía, mejorada, amansada.
Que afilen cuchillos, que hagan tronar zurriagos; que amasen barro para desfigurar nuestros rostros; que todo eso hagan.
No tememos a la muerte, durante siglos hemos ahogado a la muerte con nuestra sangre, la hemos hecho danzar en caminos conocidos y no conocidos.
Sabemos que pretenden desfigurar nuestros rostros con barro; mostrarnos así, desfigurados, ante nuestros hijos para que ellos nos maten.
O sabemos bien qué ha de suceder. Que camine la muerte hacia nosotros; que vengan esos hombres a quienes no conocemos. Los esperaremos en guardia, somos hijos del padre de todos los ríos, del padre de todas las montañas ¿es que ya no vale nada el mundo, hermanito doctor?
No contestes que no vale. Más grande que mi fuerza en miles de años aprendida; que los músculos de mi cuello en miles de meses; en miles de años fortalecidos, es la vida, la eterna vida mía, el mundo que no descansa, que crea sin fatiga; que pare y forma como el tiempo, sin fin y sin principio.
                                                                                    de     José Maria Arguedas.

lunes, 1 de noviembre de 2010

A mis amigos: Canción de la buena gente...

"A la buena gente se la conoce
en que resulta mejor
cuando se la conoce. La buena gente
invita a mejorarla, porque
¿qué es lo que a uno le hace sensato?Escuchar
y que le digan algo.

Pero, al mismo tiempo,
mejoran al que los mira y a quien
miran. No sólo porque nos ayudan
a buscar comida y claridad, sino, más aún,
nos son útiles porque sabemos
que viven y transforman el mundo.

Cuando se acude a ellos,siempre se les encuentra.
Se acuerdan de la cara que tenían
cuando les vimos por última vez.
Por mucho que hayan cambiado
-pues ellos son los que más cambian-
aún resultan más reconocibles.

Son como una casa que ayudamos a construir.
No nos obligan a vivir en ella,
y en ocasiones no nos lo permiten.
Por poco que seamos, siempre podemos ir a ellos,
pero tenemos que elegir lo que llevemos.

Saben explicar el porqué de sus regalos,
y si después los ven arrinconados, se ríen.
Y responden hasta en esto: en que,
si nos abandonamos,
les abandonamos.

Cometen errores y reímos,
pues si ponen una piedra en lugar equivocado,
vemos, al mirarla,
el lugar verdadero.
Nuestro interés se ganan cada día,
lo mismo que se ganan su pan de cada día.
Se interesan por algo
que está fuera de ellos.

La buena gente nos preocupa.
Parece que no pueden realizar nada solos,
proponen soluciones que exigen aún tareas.
En momentos difíciles de barcos naufragando
de pronto descubrimos fija en nosotros
su mirada inmensa.

Aunque tal como somos no les gustamos,
están de acuerdo, sin embargo,
con nosotros."


                                                     
   De Bertolt Brecht: Poemas y canciones.

domingo, 31 de octubre de 2010

De días y noches de amor y de guerra...

El SISTEMA

  Un famoso play boy latinoamericano fracasa en la cama de su amante. "Anoche bebí demasiado", se disculpa a la hora del desayuno. La segunda noche lo atribuye al cansancio. La tercera noche cambia de amante. A la semana va a consultar al médico. Al mes cambia de médico. Tiempo después empieza a psicoanalizarse. Experiencias sumergidas o suprimidas van asomando, sesión tras sesión, a la superficie de la conciencia. y recuerda:
1934. Guerra del Chaco. Seis soldados bolivianos deambulan por la puna buscando a su tropa. Son los sobrevivientes de un destacamento en derrota. Se arrastran por la estela helada sin ver un alma ni probar bocado. Este hombre es uno de esos hombres.
Una tarde descubren a una indiecita que conduce un rebaño de cabras. La persiguen, la voltean, la violan. Entran en ella uno tras otro.
Llega el turno de este hombre, que es el último. Al echarse sobre la india, advierte que ya no respira.
Los cinco soldados forman un círculo alrededor.
Le clavan los fusiles en la espalda.
Y entonces, entre el horror y la muerte, este hombre elige el horror.




GUERRA DE LA CALLE, GUERRA DEL ALMA
Cada una de mis mitades no podría existir sin la otra. ¿Se puede amar la intemperie sin odiar la jaula? ¿Vivir sin morir, nacer sin matar?
En mi pecho, plaza de toros, pelean la libertad y el miedo.

EL SISTEMA (2)

Quien está contra ella, enseña la máquina, es enemigo del país.
 Quien denuncia la injusticia, comete delito de
lesa patria...

                                                                         En Días y noches de amor y de guerra. Galeano E.

sábado, 30 de octubre de 2010

Del Ser...poema a destiempo.

A tientas, yo te sigo.
Voy escalando tu mirada siniestra
en alborada de imágenes sutiles.
 Descubriéndote...
Visiones eclipsadas de agua silente, minúsculas aún de caricias, plenas de desapegos
pero,
vuelvo  a tu estancia...
algo del silencio de la noche arropa mis adentros enraizados de ciénagas y olvidos;
algo del otrora, vital y ágil me abraza  por dentro...
Enrumbo hacia ti.
Navío plácido...
Calor tenue, esperanzador,trémulo,
 añoranza abierta de pasos destilantes y crujientes de
sentidos alborotados y encandilantes...
Voy volteando la acera de esta esquina,
diviso apenas la colina verde de tus ojos tibios,
reemplazar el estar por un nuevo silencio,
me embriaga de lucidez...
Quiero adentrarme y cobijarlo todo:
Saltar por las aceras, sonreír al traunseúnte de a pie,
 al artista lejano, al soñador soñado,
cogerte del brazo par, mirarte en llano, de pie y junto,
esperar que vuelva del vuelo siniestro de aves sin ramas a cuestas,
entrelazarme en el roce de tu mirar altivo y distante, en plena escalada de silencios,
bordearte nuevamente, detenerme.
Volver del tropel, sin la ansiedad de agua y hojas secas,
aherrojada en vos y anhelante...
El atisbo de pasos- tus pasos- caminantes en círculo;
anochecer de fuegos, angustia constante u oscilante,
soltarme de estas distancias, sin armas a bordo ni auroras amenazantes,
Volver a ti con la confianza puesta al hombro, plena de abrazos y ternura al segundo...
bucle azaroso girando y girando,
atravesando el hemisferio septentrionalmente de derecha a izquierda y viceversa,
al centro y unívoco; 
removiéndome,
vuelvo a Ser...

VEHL

sábado, 9 de octubre de 2010

Una hora de dicha y de locura...

UNA HORA DE LOCURA Y DE DICHA




¡Una hora de locura y de dicha! ¡ Oh, locura furiosa, no me
encierres!
(¿Qué será esto que me desata en tormentas?
¿Qué significan mis gritos entre relámpagos y huracanes?)
¡ Oh, beber los delirios místicos más hondamente que cualquier otro!
¡Oh, los salvajes y tiernos dolores! (Hijos míos, os los dejo en herencia,
Yo tengo mis razones para contarlos, hombre y mujer.)

¡ Oh, entregarme a ti, quienquiera que seas, y que tú te entregues
a mí a despecho del mundo!
¡Oh, regresar al Paraíso! ¡ Oh, pudorosa y femenina!
¡Oh, atraerte a mí, o hacer que sientas por primera vez el beso de un hombre!
¡ Oh, el enigma, el enigma triple, el estanque oscuro y profundo,
desatados e iluminados!
¡ Oh, volar a la región en la que hay por fin espacio y aire
suficientes!

Librarse de previas ataduras y convenciones, yo de las mías,
tu de las tuyas,
¡ Descubrir una nueva indolencia insospechada en lo mejor
de la Naturaleza!
¡ Librarme , al fin, de la mordaza!
Sentir, hoy o cualquier otro día, que me basto tal como soy.

¡Oh, algo no demostrado! ¡ Oh, algo en un sueño!
¿Escapar de las anclas y de las trabas de los demás!
¡ Avanzar libremente! ¡Amar libremente! ¡ Lanzarme temerario
y peligroso!
¡ Desafiar a la destrucción con burlas y con invitaciones!
¡ Ascender, llegar al cielo del amor para mí prefijado!
¡ Elevarme allí con mi alma embriagada!
¡ Perderme si es preciso!
¡ Colmar el resto de mi vida con una hora de locura y de libertad!
¡ Con una breve hora de locura y de dicha!

WALT WHITMAN , "una hora de dicha y de locura" en "Hojas de hierba" (1855)

jueves, 7 de octubre de 2010

Psicología del aburrimiento

El aburrimiento es la enfermedad de la civilización...el habitante de nuestras urbes se aburre, no encuentra agradable su vida, no tiene impulso ninguno para actuar y se deja invadir por un sentimiento de 'no vale la pena' y de 'nada tiene importancia'. Este aburrimiento se extiende a todas las capas de la sociedad, visible claramente en los más poderosos y no se libran de él ni el obrero ni el empleado.
El hombre no puede vivir sin estímulos que lo muevan y necesita de ellos constantemente (...) La tecnificación de nuestra cultura, que ha hecho rutinaria la vida, ha llevado indudablemente al aburrimiento. Repetir una labor sin interés o cumplir una función sin significado, conducen al aburrimiento...la tragedia de nuestra vida diaria es que los estímulos que disponemos no ocasionen sino una excitación inmediata y se agotan allí; obran sobre las necesidades instintivas: sexo, narcisismo, agresión, etc...¿Cómo combatir el aburrimiento? ¿ofreciendo más estímulos? obviamente que no. ellos no satisfarían momentáneamente al sujeto, que continuaría buscando nuevos excitantes. ¿educándonos para elegir el estímulo productivo y capacitándonos para reaccionar ante él?
Esto sería posible solamente con un cambio total del funcionamiento de nuestro sistema-que no está dirigido a satisfacer las verdaderas necesidades del hombre, sino de su propia estructura- por una sociedad en la que el ser humano viva una vida en condiciones humanas.

                                         En Seguin periodista- fragmento de Carlos Alberto Seguín publicado en el diario "La Prensa" Lima 16 de julio de 1974

domingo, 12 de septiembre de 2010

Van Gogh: lo humano, sensible y artístico en sus cartas a Theo:

Yo siento en mí un fuego que no puedo dejar de extinguir, que, al contrario, debo atizar, aunque no sepa hacia qué salida esto va a conducirme. No me asombraría que esta salida fuese sombría. Pero en ciertas situaciones vale más ser vencido que vencedor, por ejemplo, más bien Prometeo que Júpiter.
Van Gogh

           Hay algo en toda su breve vida de Van Gogh que particularmente me deslumbra. Creo que va mucho más allá del arte creador en su pintura. Tal vez ese carácter emprendedor, el amor por la humanidad, esa lucha incesante por perseguir sus proyectos, más allá de cualquier prejuicio social y estándar artístico de la época, la renovación constante por la búsqueda de la belleza artística con un rostro humano, ya sea en las manos de una trabajadora, un tejedor o un campesino.Todo confluye en la originalidad de su obra. Les dejo a continuación algunos de los párrafos extraídos de sus cartas dirigidas a su hermano, que son de mi especial agrado:

“Me había levantado temprano y ví los obreros que llegaban a la obra con un sol magnífico. Te habría gustado ver el aspecto particular de ese río de personajes negros, grandes y pequeños, primero en la calle estrecha donde había muy poco sol y luego en la obra. Después desayuné un trozo de pan seco y un vaso de cerveza; es lo que Dickens recomienda a los que están a punto de suicidarse, como particularmente indicado para alejarnos de su proyecto todavía un tiempo. Y aunque no se esté en la disposición de espíritu, es bueno hacerlo de tiempo en tiempo, pensando en el cuadro de Rembrandt Los peregrinos de Emaús.”
Fragmento de carta a Theo desde Amsterdam, 18 de agosto de 1877.

“…sí, el cuadro de Millet, el ángelus del anochecer “es algo”, es magnífico, es poesía. Con cuánto gusto hablaría todavía de arte contigo, pero no tenemos más que escribirnos con frecuencia; encuentra bello todo lo que puedas; la mayoría no encuentra nada lo suficientemente bello”
                                                                        Fragmento de carta a Theo desde Londres, enero de 1874.

“El tío Cor me ha preguntado hoy si no hallaba hermosa la Phryné de Gérome. Le dije que me agradaba mirar mucho más una mujer fea de Israels o de Millet o una mujer vieja de Ed. Frère, porque ¿qué significa, en suma, un cuerpo bello como el de esta Friné? …en cuanto a mí no experimento sino muy poca simpatía por esta figura de Gérome, porque no le veo el más mínimo signo revelador de inteligencia. Manos que llevan la marca del trabajo son más bellas que manos semejantes a las de esta figura…me sentiría y entendería mejor con una que fuese fea, o vieja, o pobre, o desgraciada por una u otra razón, pero que hubiese adquirido inteligencia y un alma por la experiencia de la vida y las desdichas y penas”.
        Fragmento de carta desde Amsterdam, 9 de enero de 1878

“El que vive sinceramente y encuentra penas verdaderas y desilusiones, y no se deja abatir por ellas, vale más que el que tiene siempre el viento de popa y que sólo conocería una prosperidad relativa. Porque en quienes se comprueba de la manera más visible un valor superior, es en aquellos a quienes se aplica las palabras: ‘trabajadores, vuestra vida es triste; trabajadores, vosotros sufrís en la vida; trabajadores, vosotros sois felices’; en aquellos que llevan los estigmas de ‘toda una vida de lucha y de trabajos sostenida sin doblegarse jamás’. Es necesario hacer esfuerzos para semejarse a ellos…”
                                                                         Fragmento de carta desde Amsterdam, 3 de abril de 1878

“Este bueno de Gauguin y yo nos comprendemos en el fondo del corazón y si somos un poco locos, sea. ¿no somos también lo profundamente artistas para contrarrestar las inquietudes a ese respecto por lo que decimos del pintor?.
Todo el mundo tendrá quizá un día neurosis, histeria, baile de San Vito u alguna otra cosa.”
                                                                                             Fragmento de carta del 23 de enero de 1889.


viernes, 10 de septiembre de 2010

De las cosas que no soporto de mi mujer…

“Después de treinta años investigando el alma de la mujer, sigo sin poder contestar la gran pregunta que nunca ha sido contestada:qué quiere una mujer? S. Freud

Indicaciones:

Recomendado para hombres de cualquier edad que sufren de irritación conyugal crónica y repetitiva. También puede ser utilizado por mujeres sin complejos, dispuestas a corregir ciertos complejos…o a practicarlos con mayor frecuencia hasta alcanzar un grado de profesionalidad absoluta…



1. Los cambios de humor: Se diría que muchas mujeres sufren del síndrome de personalidad BBB: son tres seres que llevan dentro, la Buena, la Bruja y la Bestia y que aparecen o desaparecen en cualquier momento. A veces se turnan para ir apareciendo a lo largo del día y otras veces llegar a verlas a las tres en menos de una hora.

2. El eterno reproche: has metido la pata en algo, se te olvido alguna fecha, te quedaste hasta tarde en el trabajo…se armó la bronca en la casa.Esos pequeños errores ahora pasan a ser parte de la munición que algunas esposas usaran siempre que tenga ocasión, durante el resto de sus días…

3. Las preguntas retóricas: hay muchas ocasiones en las que a tu esposa o pareja habla con una entonación que te podría parecer una pregunta, pero en realidad es tan solo una afirmación con la que te informa de lo que vas a hacer. Si. Cuando dirían “te apetece una naranja cariño? En realidad, lo que te quiere decir, es que Ella quiere comerla.

4. La capacidad de sobreanalizar cualquier cosa:Algunas mujeres analizan, comentan, estudian el asunto desde todos los ángulos, vuelven a comentar, preguntan…hablan y habllan…pero no toman la decisión final. Puede ser muy d.e.s.e.s.p.e.r.a.n.t.e.

5. Ese bolso en el que siempre lleva todo, pero nunca encuentra nada!: Algunas mujeres llevan esos bolsos grandes, donde incorporan todo tipo de abalorios. El problema es cuando suena el celular y rebuscan entre la infinidad de cosas o cosméticos…al final hasta se perdió la llamada…

6. El qué me pongo: esa frase de “eso me puse la última vez” y el correr de minutos antes de la cena o reunión, puede llegar a romper la paciencia de muchos…

7. Su constante predisposición a comprar: Cualquier día, a cualquier hora, como actividad social, buscan y buscan y buscan…

8. La cantidad de productos que tiene en el baño: los champús, los suavizantes, las cremas, botes, tubos, productos para el cutis…sin palabras.

9. Las dietas constantes y no querer hacerlas sola: no contenta con someterse a esa vida de penitencia voluntaria alimenticia, quiere que te sometas y hagas tu lo mismo. No.

10. Que le incomoden los silencios:cuando algún varón necesita meterse en su cueva, y se queda en silencio, puede llegar su esposa e intentar sacarlo a garrotazos “porqué estas tan callado, nunca hablamos de nada”. Sin comentarios.

De “ 50 cosas que no soporto de mi mujer” por Ana Galán. Editorial Everest S.A. 2010.



jueves, 19 de agosto de 2010

Para pensar...

Pregunta:
"En qué lugar de Lima, la dorada, vivían los que la construyeron? (Bertolt Brecht)

Mi país

Mi país es una casa
antigua y derruida.
Los que vivimos aquí
muy poco la conocemos.
(...)
                        Javier Heraud

martes, 17 de agosto de 2010

Amor y contradicción...

Puesto que él se ha introducido en tu fortaleza…para seducir los suspiros y demostrar que no hay unidad ninguna y que nada permanece igual a sí mismo, sino que todo cambia perpetuamente, hasta agotar todas las combinaciones y recomenzar indefinidamente el círculo, en una inocencia tan desesperada como absurda.

                                         Klossowsky, Le Baphomet


 
El muchacho de blanca faz monta el tigre blanco,
La muchacha de verde vestida cabalga el Dragón verde.
Cuando el plomo y el mercurio se encuentren, en el caldero,
Entonces se fundirán.

( De una metáfora taoísta: las experiencias que llevaban a cabo los alquimistas taoístas para encontrar el ‘elixir de la vida’-el oro- iban de la mano con las artes amatorias; ambas apuntaban a la inmortalidad.Así el tigre blanco=plomo=fuego=yang=el hombre; el Dragón verde=cinabrio=agua=yin=mujer)


…el beso y el morder
están tan próximos que, en el arrebato amoroso,
de ordinario se confunden.
                            De Pentesilea por Von Kleist




(…)
Ella es sangre de mi sangre
y de mí mismo el reflejo.a furia en mí se contempla,
yo soy su siniestro espejo.
Yo soy la herida y el cuchillo;
¡yo soy la bofetada y la mejilla!
¡soy los elementos y la rueda,
Y la víctima y el verdugo!
                      de Baudelaire en “El heautontinmorumenos”



¡Nocturnal! Amo la noche porque no tiene velos,
el día fuerza los nervios hasta la ceguera,
pero es en la noche cuando los faunos nos perturban
con sus fascinaciones, cuando la vida de los nervios
se repone de la extenuación del día y se despliega en
nuestro interior, cuando se renueva el sentimiento de uno
mismo; como ocurre cuando en una pieza oscura, candil en mano
uno se acerca a un espejo que durante días y días
no vio la luz y le devuelve la imagen tras absorberla con avidez.
                                                                             Musil


domingo, 15 de agosto de 2010

Algunas extrañas supersticiones y costumbres del mundo antiguo...

Del matrimonio, amoríos, adulterio y promesas de amor eterno...


  • Las imponentes amazonas tenían una ley matrimonial que dictaban que ninguna mujer podía casarse a menos que hubiera matado previamente a un enemigo en la batalla. Los hombres carmanianos contaban con una tradición similar, en el sentido de que, antes de ser aptos para el matrimonio, debían seccionar la cabeza de un enemigo y llevarla ante la presencia de un rey. Éste separaba la lengua de la cabeza, la mezclaba con un poco de harina y la comía con el hombre que se la había entregado.

  • Otra costumbre meda dictaba que los hombres no podían tener menos de cinco esposas; de igual forma, las mujeres consideraban un honor tener tantos maridos como fuera posible. menos de cinco se consideraba una calamidad...

  • Algunos escritos mencionan que para los antiguos griegos consideraban que el amor masculino era más valioso y noble que el femenino. Con toda libertad, los hombres concretaban amoríos entre ellos, además de tener una esposa para engendrar niños. Los cretenses seguían un procedimiento inusual al vivir estas aventuras: si un hombre iba a encontrarse con un muchacho, ni intentaba ganar su afecto a través de la persuasión, sino que lo secuestraba.
Sin embargo, el futuro amante debía informar del plan a los amigos del muchacho, con varios días de anticipación. Pese a tener este conocimiento, se consideraba un motivo de vergüenza que estos amigos intentaran esconder al joven o frustrar el rapto. En lugar de ello, cuando el hombre llegaba para atrapar al muchacho, si éste era de una clase igual o superior, los amigos lo capturaban y lo entregaban a su secuestrador. Si el hombre era de una posición social menor, los amigos tomaban todas las medidas para que no fuera secuestrado.
Si el secuestrador llegaba a su cometido, sólo podía retenerlo durante dos meses, tras lo cual debía ser liberado. Al regresar recibía regalos, incluido un buey que debía ser sacrificado.


  • Cuando los cónyuges de la provincia oriental de Pem dejaban su hogar para iniciar un viaje de más de veinte días de duración, sus esposas tenían derecho a tomar otro esposo durante tal ausencia. De igual modo los hombres.

  • Según las antiguas leyes Brehon de Irlanda, cualquier esposa podía anular su matrimonio por alguna de las razones prescriptas. Dos de los motivos más habituales era si el marido era obeso y no era probable que resultara de gran utilidad para los menesteres sexuales, o si echaba a correr habladurías sobre sus hazañas en el lecho marital.

  • Las esposas indias eran quemadas en una pira junto con su marido cuando éste fallecía. Esta costumbre actuaba como medida preventiva, para evitar que la mujer cayera en la tentación de envenenar a su marido si hubiera conocido a otro hombre.

  • Se decía que Kublai Khan, jefe mongol, tenía debilidad de las concubinas bellas. Cada cierta cantidad de años enviaba emisarios a las provincias tártaras del norte de Asia y les exigía que seleccionaran para él las señoritas más hermosas que pudieran encontrar. Ellos se regían por criterios como el cabello, la nariz , la boca, los rasgos. De quinientas niñas  se les seleccionaba mediante un sistema de puntuación definido. las de mayor puntuación eran convocadas a la corte. Ahi se les volvía a calificar hasta ser menos de 30. Ahí finalmente eran evaluadas al pasar una noche con los oficiales de más alto rango. Evaluaban defectos físicos, que fueran vírgenes, que no roncaran al dormir y que no tuvieran mal aliento. 

Extrañas supersticiones y costumbres del mundo antiguo. compilación por Alicia y Matheos Chysostomou, en . Editorial Lumen. 2008 

domingo, 1 de agosto de 2010

Humor político: No vale picarse...

Pasados estos feriados por fiestas patrias, alejada de la bulliciosa ciudad uno puede repasar las estrofas del himno patrio que inicia en un ‘somos libres’(¿?)… y quedarse en una interrogante casi filosófica…Al regresar, otra vez vemos los titulares conocidos de los diarios, la vorágine del tránsito, los afiches políticos, la propaganda a toda hora, volver al cemento frío…las banderas blanquirojas flameantes…todos los rostros sonrientes de futuros candidatos ansiosos de ingresar a nuestra platea política. Cruzo la calle y ahí sonríen empapelados todos los postes de las esquinas del barrio, hasta encontrarme con un enorme cartel en el edificio donde vivo (todo porque el Alcalde lo pintó recientemente y vuelve a candidatear).


Lo mejor es reírse simplemente. La caricatura y el humor despierta ese análisis y aviva el pensamiento. El diario El comercio presentó la muestra de humor político “No vale picarse” en la Feria Internacional del Libro, con obras de los dibujantes Mario molina, Alonso Nuñez y Javier Prado. Aquí algunos de sus gráficos para analizar y reírse un rato (todavía hay tiempo hasta el miércoles para ver toda la muestra)

“El humor está en las contradicciones, entre el enfrentamiento entre lo que el político dice y lo que realmente hace” Mario Molina- caricaturista

domingo, 25 de julio de 2010

Para morir alegre: un huayno alegre...

Cuando uno escucha nuestra música serrana, muchas veces le envuelven sentimientos contradictorios: alegría y tristeza, danza y movimiento, verso, tradición..sentimiento. "El mensaje musical comunica estados de ánimo generados también por las circunstancias sociales"(*), y nos muestran sus esperanzas y cosmovisión, matizado a veces de ingeniosa ironía.
(*) De la música andina, la tradición y el sentimiento por Enrique Gonzales Carre.

Para muestra un botón:
Qampawiñaipaj  (Huayno alegre)
                                Jaime Guardia

Anchykamuy, asuykamuy
Chuqchachaikiwan ceqokusaq

Chuqchachaikiwan ceqokuspa
Brazochaikipi wañokusap

Brazochaikipi wañokuspa
Sonqochaikipi pampakusaq

Sonqochaikipi pampakuspa
Wiñaiwiñaipaq qampajkasaq

Wiñaiwiñaipaq qampajkasaq
Bajo la sombra del recuerdo

(traducción)
Acércate, asómate
para ahorcarme con tu pelo

Ahorcándome con tu pelo
Moriré entre tus brazos

Muriendome entre tus brazos
Me enterraré en tu corazón

Enterrándome en tu corazón
eternamente seré tuyo

Eternamente seré tuyo
bajo la sombra del recuerdo (**)

(**)De CD Encantos Andinos: por jaime Guardia y Pepita García Miró.


Qichqay qucha (laguna de qichqay)

Estoy contemplando la laguna de Qichqáy
estoy mirando la laguna de Qichqáy
para saltar allí cuando mi madre se enfade
conmigo
para hundirme cuando mi padre me dé
amarguras
para ahogarme allí.

Estoy mirando la laguna de Pariona
estoy contemplando la laguna de Pariona
para arrojarme en sus aguas cuando mi
vecino me ofenda
para precipitarme all;i si mi pueblo me
expulsa
allí me hundiré.

Acaso era idiota ese muchacho
era tonto tal vez ese jovenzuelo
para morir en la laguna de Qichqay
para matarse en la laguna de Qichqáy
para acabar allí?

En vez de suicidarse en la laguna de Qichqáy
en lugar de desaparecer en la laguna de Pariona
mejor se hubiera marchado, se hubiera ido
preferible se hubiera ausentado, se hubiera alejado
mejor se hubiera marchado.(***)

    (***) canción traducida del quechua de
 "Qichqay qucha" en CD: Chopccan kani producida por el INC Perú

viernes, 9 de julio de 2010

Del Eros peruano:

Coincido con Juan Abugattas (*) que en el Perú la distorsión de algunos aspectos del  mundo erótico  es reflejo de nuestra sociedad. El mejor signo de que las cosas mejoran es que se perfeccione la vida sexual de las personas (no sólo el hambre y la misera es señal de lo mal que andamos). Tambien sería lo mal y tristemente que amamos. Parecería a veces que el Perú no puede superar el puritanismo heredado de la sociedad española de fines de la edad media cuando llegó bruscamente a nuestras costas. Ese pánico al eros, el confundir el amor humano y sus formas de expresión natural con los frutos del Averno es una carga que pesa en las relaciones humanas. La generación de la culpa, con el efecto mutilante afectivo, muy  vinculado con el maltrato entre las relaciones, es algo que se ve con frecuencia en la consulta médica.(Ahora particularmente lo veo en el I nivel de atención, por los casos frecuentes de diversas formas de expresión de violencia)
El machismo abrigaría una pasión antierótica y limitante. Ese desapego y desinterés por la pareja, aunado al desprecio que se vivencia en el ambiente, llega a hacer pensar que no se le considera humano al otro par. Negársele a la pareja la capacidad del sentir libre y del goce, seria una de las maneras más atroces de escatimarle su calidad humana...
Otros aspectos de nuestra sociedad estarian enmarcados en la tolerancia..tanto a las formas de relación erótica y de hábitos sexuales.Parece un espejismo la democracia en el país donde algunos aspectos políticos y religiosos o no religiosos son no tolerados en sectores vastos de la población.
Bueno, sin embargo habrá que quedarse con el eros peruano juguetón, con olor a bailes, coquetería andante, festival de liberaciones y desataduras...
                  Recomendamos: A flor de piel: 15 versiones del erotismo en el Perú.editorial PEISA. 1993.
                  (*) Juan Abugattas. Un perfil peruano de Eros.

Para hacer el amor

para hacer el amor
debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha,
tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se achicharra
para hacer el amor.
Los pastos húmedos son mejores que los pastos amarillos
pero la arena gruesa es mejor todavía.
Ni junto a las colinas porque el suelo es rocoso ni cerca
de las aguas.
Poco reino es la cama para este buen amor.
limpios los cuerpos han de ser como una pradera:
que ningún valle o monte quede oculto y los amantes
podrán holgarse en todos sus caminos.
La oscuridad no guarda el buen amor.
El cielo debe ser azul y amable, limpio y redondo como un techo
y entonces
la muchacha no verá el dedo de dios.
Los cuerpos discretos pero nunca en reposo,
los pulmones abiertos,
las frases cortas.
es difícil hacer el amor pero se aprende.
                                                  Antonio Cisneros


Lección de anatomía

Mas allá del dolor y del placer
la carne inescrutable
balbuceando su lenguaje de sombras
y brumosos colores

la carne convertida en paisaje
en tierra    en tregua
en acontecimiento
en pan inesperado y en miel
en orina   en leche
en abrasadora sospecha
en océano
en animal castigado
en evidencia y en olvido

Viendo la carne
tan cerrada y distante
me pregunto
qué hace allí la vida
simulando
(...)
                Blanca Varela


lunes, 5 de julio de 2010

CÉSAR VALLEJO: MURO ESTE

Siempre es bueno volver a Vallejo...en medio de la noche larga, uno se reencuentra con esta narrativa o poema (según otros entendidos)... te conmociona la serenidad del hombre o poeta, tal vez  de pie en un muro cualquiera, y pleno de simbolismos se dispone frente a la bala perforante...tal vez lo mate, lo perfore tres veces, tal vez sea un condenado o un suicida, pero al final retoma sereno firmante, como si los versos o sus circunstancias fuera transitorias.



MURO ESTE

Esperaos. No atino ahora cómo empezar. Esperaos. Ya.
Apuntad aquí, donde apoyo la yema del dedo más largo
de mi zurda. No retrocedáis, no tengáis miedo. Apuntad no más. ¡Ya!

Brrrum...
Muy bien. Se baña ahora el proyectil en las aguas de las cuatro
bombas que acaban de estallar dentro de mi pecho. El rebufo me
 quema. De pronto la sed aciagamente ensahara mi garganta y me
devora las entrañas...

Mas he aquí que tres sonidos solos bombardean a plena soberanía
 los dos puertos con muelles de tres huesecillos que están
siempre en un pelo ¡ay! de naufragar.Percibo esos sonidos trágicos
y treses, bien distintamente,casi uno por uno.

El primero viene desde una rota y errante hebra del vello que
decrece en la lengua de la noche.
El segundo sonido es un botón; está siempre revelándose siempre en
 anunciación. Es un heraldo. Circula constantemente por una suave
 cadera de óvoe, como de la mano de una cascara de huevo. Tal
 siempre está asomado, y no parece trasponer el último viento nunca.
 Pues él está empezando en todo tiempo. Es un sonido de entera
humanidad.
Y el último. El último vigila a toda precisión, altopado al remate
 de todos los vasos comunicantes. En este último golpe de armonía
 la sed desaparece (ciérrase una de las ventanillas del acecho),
cambia de valor en la sensación, es lo que no era, hasta alcanzar
 la llave contraria.
Y el proyectil que en la sangre de mi corazón destrozado
cantaba
y hacía palmas,
en vano ha forcejeado por darme la muerte.
— ¿Y bien?
-- Con ésta son dos veces que firmo, señor escribano.
¿Es por duplicado?

De "Cuneiformes" en Vallejo, narrador de Miguel Gutierrez Correa.2004

domingo, 4 de julio de 2010

Exilio Interior: Una exposición fotográfica en el Museo Histórico del hospital psiquiátrico Victor Larco Herrera… y más


Primum non nocere anima (primero no hacer daño en el alma)
Honorio Delgado

Hace ya varias semanas tuvimos la intrépida y colectiva motivación de adentrarnos en medio de una nave iconográfica de imágenes que mostraban parte de la historia psiquiátrica peruana. Nuestro guía era el Dr. Stucchi que nos motivaba en dicha aventura histórica. Se había generado mucha expectativa entre nosotros e iniciamos la rutina, primero reunidos a la espera de la integridad del grupo de médicos residentes de psiquiatría general e infantil, y junto con el Dr. cruzado aguardábamos de pie en la puerta de ingreso de dicho manicomio. –Prohibido las fotos, jóvenes- Huy, pequeño conflicto desbordante de algún histrionismo mancomunado. Al avanzar por una acera oscilante, nuestro andar pausado fue invadido por la voz de un nuevo amigo que se presentaba muy afablemente y nos mencionaba sus diagnósticos psiquiátricos y los reportajes en que había sido partícipe. Nos cortejó durante todo nuestro andar, casi cándidamente y con sonrisas a flor de piel. Instante siguiente, nos dispusimos a acceder al pago correspondiente por derecho al ingreso al museo. Avanzando en fila india llegamos a la entrada donde nos apostillamos. Diana Bustamante, directora del museo y curadora de la muestra nos presentaba la importancia de la muestra fotográfica. Nos sumergimos finalmente en la muestra.

Primer momento: La nave del olvido- muestra fotográfica.

Ingresando nos invadían fotografías envolventes, puestas en muros blancos, muy atrayentes en tomas de claroscuros. Era el resultado de fotografiar pacientes (que deseaban serlo) por más de un año en su internamiento en el hospital psiquiátrico. Roberto Huarcaya nos remueve en cada una de sus escenas fotográficas. Intenso por momentos. Aparentemente los pacientes escogían la actitud, el momento, la vestimenta, el lugar. Fueron realizadas dichas tomas fotográficas entre los años 1994 y 1996. también se mostraban las tomas de otros fotógrafos: Miguel Carrillo, Morgana Vargas Llosa, Gihan Tubbeh,  Eduardo Assen.






Saltaba la frase: “la locura ha generado desde siempre temor y se ha intentado recluirla y estigmatizarla a través de la historia…algunos hospitales psiquiátricos quizá no disten mucho en ese sentido”. Continuamos el recorrido por las imágenes de pacientes en su vida cotidiana, quienes permanecían décadas en el hospital.



 Por los diferentes ángulos nos apuntalaban: algún paciente en tratamiento electroconvulsivo, realizando su aseo personal, desde el ángulo de un cuarto lóbrego…en algún momento uno podría imaginarse claramente dicha estampa, tal vez consternarse, sorprenderse, entender...

Aún muchos de los familiares de los usuarios de servicios de salud mental buscan que se albergue al paciente de por vida en un hospital psiquiátrico,tal vez abandonarlos, quitarles su identidad.Aún el enfoque de las políticas estatales parece tener esta percepción manicomial del asunto (¿seguiremos soñando con la red de salud mental comunitaria y sistemas de rehabilitación basado en la comunidad con un equipo multidisciplinado y claramente organizado?). Continúan los pasos difusos en las mayólicas vetustas…



“ ¿yo loco?,
Porque veo arañas rosadas
O porque cuando grito supero a mi oreja, loco
Cuando comprendo
El significado de las frustraciones
Y el lenguaje de los girasoles
¡Loco! porque tú,  ¿cuerdo?
Eres incapaz de entenderme.




Ellos pueden desatar lágrimas hacia la pasión o el odio
Reir desmedidamente por una tristeza inconsolable
Gritar ferozmente por amor"

                                                 Gihan Tubbeh



Segundo momento: Ingresamos a un ambiente donde se veían equipos antiguos de terapia electroconvulsiva. Un antiguo ambiente de aislamiento para pacientes psiquiátricos agitados, unos grilletes…Al mencionarle estos datos de nuestra visita a nuestro maestro, el profesor Grover Mori (*), nos mencionaba que dichos elementos no constituyen legado propio del Hospital Psiquiátrico Víctor Larco Herrera , sino mas bien instrumentos traídos del Antiguo Manicomio del Cercado.
(*) Díscípulo de Honorio delgado.



Tercer momento: Finalmente ingresamos a un ambiente donde se estaba trabajando en el mantenimiento de las pinturas realizadas por los pacientes durante su intervención en arteterapia. Según el Profesor Grover Mori esto constituía el principal legado como muestra del avance en la intervención terapéutica, muy desarrollada en el pabellón del Dr. Honorio Delgado, constituyéndose una importante pinacoteca. Esperamos con ansias la culminación de dicha restauración, dado que permitiría poner en vitrina también aspectos muy positivos de la intervención terapéutica en dichos pacientes durante esas décadas, como legado y motivación a superar.

Finalmente al regresar a los recuerdos de este paseo, en este navío aun a flote, nos queda reflexionar más sobre los por qués y cómos del estigma del paciente con trastorno mental crónico…avanza, avanza el pie…

“El de la locura y el de la cordura son dos países limítrofes, de fronteras tan imperceptibles, que nunca puedes saber con seguridad si te encuentras en el territorio de la una o de la otra”.
                                                                                                                           Arturo Graf.

Ver también : http://www.robertohuarcaya.com/