miércoles, 26 de mayo de 2010

Poemas amorosos de Carlos Marx: A su amada Jenny

Oh, junio, ven y tráeme acciones,

que nuevas acciones ansía nuestro corazón

Jenny Marx

                                                 “Todavía quedará algo que encontrar,
quíen hablará derritiendo suspiros
un fluir de gentiles lágrimas te cegarán
a lo largo de la luz”.

“No puedo realizar en la calma
Lo que se impone a mi alma
y, huyendo de las comodidades y el reposo,
me precipita siempre el combate.
Querría conquistar todo lo que otorgan
los dioses,
explorar intrépidamente el dominio
de las ciencias,
afirmar mi maestría en la poesía y en el arte.
Hay que atreverse a emprenderlo todo,
sin tregua ni descanso,
huir de la apatía que nos aparta
de la voluntad y de la acción,
no refugiarse en estériles meditaciones
y no doblegarse vilmente ante el yugo,
pues siempre nos quedarán el deseo
y la esperanza que nos llevan a la acción”

                                         Poemas de Marx a Jenny (1836)



   Cuando uno revisa las biografías de personalidades creativas, ya sean poetas o artistas,científicos o filósofos, nos damos cuenta que debido a su estilo de vida no tradicionales y la dedicación a su creatividad, la relación conyugal se puede ver afectada seriamente, cobrando un alto precio emocional y social para seguir vinculados. La situación se hace más profunda cuando éstas personalidades son reformistas o revolucionarios, cobrando realce una serie de factores económicos, jurídicos y políticos que complican la situación. El caso de Carl Marx no fue la excepción.

Marx se casó en 1843 con Jenny von Westphalen, amiga suya de la infancia, con quien se había prometido ya de estudiante. Ella pertenecía a una reaccionaria y aristocrática familia prusiana. Muchos no podrían entender como se enamoró de un estudiante pobre, de porvenir incierto, bohemio, de familia judía. Se casaron en secreto. Esta mujer, magníficamente educada por su padre, sería la infalible compañera, esposa y colaboradora de Marx durante toda su vida.

Aunque las poesías juveniles de Marx son consideradas por muchos estéticamente flojas, burlándose él mismo de sus poemas de juventud, se puede ver claramente su influencia literaria romántica alemana y el amor a su par. Marx quedaría impactado con la idea goethiana de que “en el comienzo fue la acción” y con “la necesidad de lograr la totalidad en el conocimiento”.






3 comentarios:

  1. 'Ta que estaba templadazo el buen Carlitos.

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente estaba muy enamorado...todo un libro de poemas hasta le dedicó. Aunque aparentemente tuvo "su arruguita" tambien, y tuvo un hijo extramatrimonial,siendo firmado por Engels...cosas del orinoco...

    ResponderEliminar
  3. Tiempos aquellos en que no había ADN...

    ResponderEliminar