domingo, 31 de octubre de 2010

De días y noches de amor y de guerra...

El SISTEMA

  Un famoso play boy latinoamericano fracasa en la cama de su amante. "Anoche bebí demasiado", se disculpa a la hora del desayuno. La segunda noche lo atribuye al cansancio. La tercera noche cambia de amante. A la semana va a consultar al médico. Al mes cambia de médico. Tiempo después empieza a psicoanalizarse. Experiencias sumergidas o suprimidas van asomando, sesión tras sesión, a la superficie de la conciencia. y recuerda:
1934. Guerra del Chaco. Seis soldados bolivianos deambulan por la puna buscando a su tropa. Son los sobrevivientes de un destacamento en derrota. Se arrastran por la estela helada sin ver un alma ni probar bocado. Este hombre es uno de esos hombres.
Una tarde descubren a una indiecita que conduce un rebaño de cabras. La persiguen, la voltean, la violan. Entran en ella uno tras otro.
Llega el turno de este hombre, que es el último. Al echarse sobre la india, advierte que ya no respira.
Los cinco soldados forman un círculo alrededor.
Le clavan los fusiles en la espalda.
Y entonces, entre el horror y la muerte, este hombre elige el horror.




GUERRA DE LA CALLE, GUERRA DEL ALMA
Cada una de mis mitades no podría existir sin la otra. ¿Se puede amar la intemperie sin odiar la jaula? ¿Vivir sin morir, nacer sin matar?
En mi pecho, plaza de toros, pelean la libertad y el miedo.

EL SISTEMA (2)

Quien está contra ella, enseña la máquina, es enemigo del país.
 Quien denuncia la injusticia, comete delito de
lesa patria...

                                                                         En Días y noches de amor y de guerra. Galeano E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario